Repsol destina 100 millones a la parada más importante de la historia de la refinería

B.Q
21/09/22

La inversión realizada habilita un nuevo ciclo operativo que permitirá que el Complejo Industrial avance en su transformación, con foco en la reducción de emisiones de CO₂, la circularidad y la digitalización.

Los trabajos, que se prolongarán durante dos meses, permitirán la revisión de 730 equipos y la puesta en marcha de proyectos por valor de 70 millones de euros, que mejorarán la competitividad y la eficiencia energética de las instalaciones y evitarán la emisión de 32.500 toneladas de CO₂ anuales.

El máximo respeto al medio ambiente y la seguridad marcarán la parada, que involucrará a una media diaria de 2.900 trabajadores, con puntas máximas de 3.700 personas.

Se realizarán inversiones de mejora tecnológica para incrementar la competitividad, así como inspecciones y trabajos de mantenimiento en diversas unidades, con una estimación total de 750.000 horas/persona.

El director del Complejo Industrial, Javier Sancho, ha destacado la clara apuesta de Repsol por Tarragona y por mantener la refinería como un referente industrial, tecnológico, sostenible y competitivo que permita continuar generando valor social y económico para el territorio.

La parada plurianual de mantenimiento de las unidades de combustible del Complejo Industrial de Tarragona (destilación e hidrotratamientos), arrancará el 23 de septiembre. Estas unidades han sido sometidas a trabajos de mantenimiento de forma periódica, pero es ahora cuando paran de forma simultánea para poder realizar los trabajos de inspección reglamentarios y emprender mejoras que permitan incrementar la fiabilidad, la seguridad y la eficiencia energética de los equipos. El resto de las áreas del Complejo Industrial, como las plantas del área química, seguirán funcionando con normalidad.

Esta parada programada es la más importante de la historia de la refinería y representa el inicio de una nueva etapa, marcada por la descarbonización, la circularidad y la digitalización, que se caracterizará por la implementación de procesos de producción más ecológicos. La parada representa, pues, el punto de inicio efectivo de la transformación del Complejo Industrial de Tarragona, en un hub multienergético.

Repsol apuesta por Tarragona

Con una inversión total de 100 millones de euros, esta parada es la más importante de las que se han llevado a cabo en la refinería, tanto en lo que se refiere a su presupuesto, como al número de equipos que se intervendrán. Los trabajos durarán 53 días e incluyen actuaciones de mantenimiento, inspecciones e inversiones diversas.

En este sentido, se revisarán un total de 730 equipos, en los que se realizarán inspecciones reglamentarias y trabajos de mantenimiento, y se sustituirán otros 32 equipos. También se revisarán 122 líneas, 35 hornos y 530 válvulas de seguridad. Por lo que respecta a las inversiones, se pondrán en marcha proyectos por valor de 70 millones de euros que mejorarán la eficiencia energética de las instalaciones y evitarán la emisión de 32.500 toneladas de CO2 anuales (el equivalente a las emisiones anuales de una población de 10.000 habitantes). Las inversiones tendrán que ver con los ámbitos de la seguridad, el medio ambiente y la eficiencia energética, la descarbonización, la circularidad y la digitalización, y se realizarán aplicando las mejores tecnologías disponibles. Todo ello representará el relanzamiento de la refinería y el inicio de una nueva etapa en las plantas de combustibles para dar respuesta a los hitos establecidos de cara a la descarbonización del Complejo Industrial hacia las emisiones neutras de CO2, el año 2050. La instalación de un nuevo precalentador de aire de la unidad de Platformado y el nuevo sistema de recuperación de calor en las unidades de destilación, son dos de las actuaciones más relevantes que se llevarán a cabo.

El director del Complejo Industrial de Repsol en Tarragona, Javier Sancho, ha resaltado «la clara apuesta de Repsol por Tarragona y por mantener su refinería como un referente industrial, tecnológico, sostenible y competitivo» que permita continuar generando valor social y económico. Sancho ha destacado que «solo en paradas de mantenimiento, la compañía destinará este año en Tarragona más de 120 millones de euros».

Empresas auxiliares

Una cincuentena de personas ha trabajado durante dos años en la preparación de esta parada de mantenimiento. Además de estas personas, para los trabajos de ejecución, se sumarán alrededor de 500 profesionales de la refinería y otros 23 procedentes de diferentes centros industriales de Repsol. Asimismo, Repsol contará con los servicios de más de 80 empresas auxiliares, el 90% de las cuales son locales o tienen delegación en Tarragona. El Complejo Industrial de Repsol es una de las industrias destacadas en su entorno, por su capacidad para generar empleo y desarrollo social y económico, y en esta parada ha hecho un esfuerzo por fomentar el empleo entre las empresas y los trabajadores del entorno inmediato.

En total, la parada empleará de forma directa a una media diaria de 2.900 personas, con puntas de trabajo durante las cuales accederán al Complejo hasta 3.700 personas. Este volumen de personas y trabajo equivale a un total de 750.000 horas/persona. Es decir, si los trabajos de la parada pudiera hacerlos una única persona en jornadas laborales de ocho horas, debería dedicar 257 años de trabajo ininterrumpido.

Seguridad y formación

La seguridad y la salud de las personas son la máxima prioridad de Repsol y, en esta línea, se han desarrollado cursos de formación específica para los trabajadores de plantilla y de las empresas auxiliares que participarán en la parada. Además de la formación ordinaria, se han impartido un total de 33.600 horas de formación en materia de seguridad. En este sentido, se ha realizado un esfuerzo especial por concienciar y sensibilizar a todos los participantes en la parada de la importancia de cumplir todas las normas de seguridad vigentes para prevenir accidentes laborales y guardar el máximo respeto al medio ambiente.

Más allá de las medidas de seguridad propias del Complejo Industrial, y tal y como ya se había hecho en paradas anteriores, se ha creado un Grupo de Coordinación de Seguridad y Medio Ambiente formado por 186 técnicos que se dedicarán en exclusiva a labores de prevención y seguridad. Este grupo contará con el apoyo de empresas especializadas en tareas específicas, como por ejemplo los trabajos en altura o el control de maniobras y también, con equipos 24 horas de emergencia y de rescate. Se trata de personal altamente cualificado, dedicado exclusivamente a estas labores y con una dilatada experiencia.

Otro aspecto que determinará esta parada es la situación creada por el COVID-19, que ha obligado a establecer diversas medidas preventivas para velar por la salud de los trabajadores. A pesar de la positiva evolución de la pandemia en los últimos meses, se dispone de protocolos de actuación que se activarán para la protección de los trabajadores en caso necesario.

Parar para avanzar

Este tipo de paradas de mantenimiento están programadas y se rigen por un calendario plurianual. Se repiten de forma periódica para la revisión, mantenimiento y mejora de las unidades. Tras una actuación de estas características, las unidades recuperan sus condiciones originales para operar, de acuerdo con los más altos estándares de seguridad, realizándose con la mayor optimización posible en tiempo y costes