La merma de graneles líquidos marca un fuerte descenso de volumen en octubre

B.Q.
28/11/2022

La merma de movimientos en graneles líquidos marca un octubre a la baja.

El Port Tarragona registró en octubre pasado un movimiento de 2.144.128 toneladas, frente a las 3.068.838 de toneladas sumadas en el mismo mes del ejercicio anterior. Este fuerte descenso marca un acumulado del año de 25.063.388 toneladas, con una merma del 4,59% respecto a los diez primeros meses del año anterior. Teniendo en cuenta la suma de estos diez primeros meses, el enclave tarraconense se sitúa en séptima posición entre todos los puertos del sistema portuario estatal. Por delante se hallan: Algeciras, Valencia, Barcelona, Cartagena, Bilbao y Huelva.

Según los datos que ofrece el organismo público Puertos del Estado, el fuerte descenso en graneles líquidos (la principal referencia en tráficos del Port), sería el responsable de la tendencia a la baja de octubre. En este segmento, Tarragona sumó en octubre de este año 662.363 toneladas, frente a las 1.744.323 sumadas en octubre del 2021. Sin embargo, graneles sólidos, mercancía general y TEUs, siguen mostrando buenos comportamientos, con acumulados en el año del 20,6%, 10,7% y 76,8%, respectivamente.

Los 46 puertos de interés general del Estado, gestionados por 28 Autoridades Portuarias y coordinados por Puertos del Estado, movieron 472.828.187 toneladas entre enero y octubre de 2022, lo cual representa un incremento del 4,56% respecto al mismo periodo del año anterior. El tráfico interanual, de noviembre de 2021 a octubre de 2022, se sitúa en los 564,8 millones de toneladas, el cual, de mantenerse esa tendencia, superaría el máximo histórico logrado en 2019.

Los cambios sufridos en las cadenas logísticas y de distribución con motivo de la guerra de Ucrania, entre otros, han provocado que el tráfico de mercancías en tránsito haya disminuido cerca del -1,3%, dato que se incrementa hasta el -5% en el caso de las mercancías en tránsito en contenedores. Con todo, y dado el buen comportamiento del tráfico de import-export, aún se mantiene la previsión de concluir el año 2022 con datos similares a 2019.