Iqoxe solicitará autorización para reabrir 4 plantas en agosto

B.Q.
18/05/2020

La empresa ya abrió la pasada semana la planta de de óxido de etileno y glicoles.

qoxe pedirá esta semana a la Generalitat de Catalunya, tal y como publicaba ayer el Diari de Tarragona, la autorización para poner en marcha las cuatro plantas de derivados que no resultaron accidentadas en la explosión del pasado 14 de enero. El Diari cita fuentes de la propia Iqoxe, las cuales indican que la reapertura de estos reactores, cuatro meses después del accidente, es «imprescindible» para «garantizar la viabilidad económica» de la empresa.

La semana pasada la empresa ya consiguió reabrir la planta de óxido de etileno y glicoles, después de garantizar que las instalaciones de la fábrica en concreto «cumplen con toda la normativa vigente en materia de seguridad industrial». Para reanudar su actividad en la planta de oxido de etileno, sin embargo, la empresa necesita un 80% de la plantilla, mientras que la producción actual es de un 20%, lo que genera un «desequilibrio económico». Por ello, el permiso de apertura de los reactores de derivados es «esencial» para su viabilidad. «La planta de óxido de etileno recién abierta tiene demanda solo para producir cinco días al mes, ya que produce para clientes –pese a que algunos se han buscado alternativas durante el cierre– y, en gran parte, para las plantas de derivados de la propia Iqoxe. Hasta que no se abran las cuatro factorías de derivados, la planta de óxido de etileno no podrá estar por encima del 20-25% de su producción», afirman las fuentes consultadas.

«La viabilidad económica está comprometida porque del total de la plantilla, 76 personas son personal que debe trabajar independientemente del nivel de producción. Por ejemplo, únicamente las tareas seguridad y el mantenimiento suponen un total 41 personas que deben estar siempre en la planta, ya esté esta trabajando al 20% o al 100%», se afirma desde la empresa, que asegura que «el accionista, Grupo Industrial CL, quiere seguir invirtiendo en la planta para garantizar un futuro a sus trabajadores».