B.Q.
30/1/2023

El descenso en el tráfico de hidrocarburos ha incidido sobre el resultado final del volumen de 2022.

El Port Tarragona sumó en 2022 un total de 29.694.316 toneladas, un 5,06% menos que en 2021, según los datos aportados a cierre del año por el organismo Puertos del Estado.  Según esta estadística, Tarragona se sitúa como séptimo enclave en volumen de la red de 28 puertos de titularidad del Estado. Por delante se encuentran los puertos de Algeciras, Valencia, Barcelona, Cartagena, Bilbao y Huelva. Estos dos últimos a muy poca distancia de Tarragona.

Sobre el papel, las cifras no son las mejores esperadas, pero hay que tener en cuenta factores específicos que afectaron a lo largo del año a la infraestructura tarraconense. En primer lugar,  la marcha de los graneles  líquidos (el principal tráfico de la infraestructura tarraconense), con un descenso del 16,4%, sumando de enero a diciembre del pasado año un total de 17.670.788 toneladas. El origen de este descenso se centra, fundamentalmente, en la parada de la refinería de Repsol, concretamente sus unidades de combustible durante 53 días. Igualmente, el conflicto de la estiba, originado el pasado verano, ha mermado la posibilidad de mayores volúmenes, específicamente en agroalimentario y carga general.

Con todo, son muy destacables los registros en graneles sólidos, con 9.323.257 toneladas, un 20,3% más. En TEUs se sumaron 775.585 toneladas, lo que supone un 58,3% de alza respecto al año anterior. El tráfico ro-ro experimenta una considerable mejora al sumar 504.705 toneladas (10,5% más).