El ejercicio 2020 pone en valor a la industria petroquímica como sector esencial y su solidez como dinamizador económico

B.Q.
04/08/2021

La AEQT presenta su Informe Público 2020, que recoge los principales datos e indicadores del sector en cuanto a producción, impacto medioambiental, seguridad y empleo.

La Associació Empresarial Química de Tarragona (AEQT) ha presentado su Informe Público 2020, el documento que recoge los datos, indicadores y parámetros del sector petroquímico correspondientes al ejercicio y que ponen de manifiesto que, en un contexto tan complicado como el de 2020, la Química resistió mejor que la mayoría de sectores a los efectos de la crisis, y eso le permitió ejercer como motor del territorio, aportando solidez y resiliencia a su economía. Al mismo tiempo puso de manifiesto su condición de sector esencial, garantizándole a la sociedad el suministro de productos imprescindibles en la lucha contra la pandemia.

De esta forma, la industria petroquímica tarraconense alcanzó en 2020 una producción total de 17,05 millones de toneladas, un 12,6% menos que en el año anterior (la producción del 2019 había sido de 19,5 millones de toneladas). Este descenso está vinculado de forma muy directa a la crisis y, en particular, a la caída de la demanda en la movilidad. Pero, a pesar de esta caída global de la producción, las empresas de la AEQT mantuvieron durante 2020 su actividad operativa en todo momento, y también mantuvieron los puestos de trabajo, que de hecho se incrementaron. De los 5.162 del año 2019, se pasó a 5.200 empleos directos en 2020, un 0,74% más. Un incremento leve, pero a la vez muy significativo en un contexto de crisis económica generalizada.

Una ocupación que se caracteriza además por ser de alta calidad, con unas condiciones, salarios y porcentaje de contratos indefinidos muy por encima de la media, tal como queda reflejado en el Informe. Al mismo tiempo, en el año 2020 el sector mantuvo su habitual protagonismo como líder en exportaciones en la provincia, y como generador del 66% de los movimientos del Port de Tarragona.

El Informe Público recoge también indicadores del sector en ámbitos como la seguridad o el medio ambiente. Destaca, en este sentido, que el uso de agua regenerada por parte de las empresas de la AEQT volvió a marcar un máximo histórico, y se situó en un 17,09% respecto al total de agua consumida. Esta evolución tiene perspectivas de seguir creciendo en los próximos años.

En cuanto a seguridad, los datos vuelven a confirmar a la Química tarraconense como uno de los sectores más seguros, con una accidentabilidad mucho más baja, también en 2020, que la mayoría de sectores, a pesar de que se ha registrado un repunte en estos datos, como era de prever tras el grave accidente que sufrió el sector. Un repunte que, naturalmente, el sector está analizando detenidamente para evaluar las posibles causas y tomar medidas para enderezarlo. El objetivo número 1 de la industria es siempre garantizar la seguridad, y por ello en todo momento sigue trabajando e invirtiendo, investigando cada accidente o incidente, revisando protocolos… y desarrollando y perfeccionando proyectos conjuntos en seguridad como los que se recogen en el Informe Público, en este caso en el apartado dedicado a repasar la tarea llevada a cabo por las diferentes comisiones de la AEQT.

El repaso deja claro que la pandemia marcó el año de todos los grupos de trabajo de la asociación, que abordaron sus efectos desde sus respectivos ámbitos, desde la Comisión de Seguridad hasta la de Actividades Logísticas y Portuarias, pasando por la Sociolaboral o la de Comunicación. Pero, al mismo tiempo, también se puede comprobar que en ningún momento se dejó de trabajar en los numerosos proyectos que estaban en marcha. En este sentido, se recogen los avances en el diseño de las formaciones en factor humano o en el proyecto OCS-Zero Pellet Loss, el camino hacia el hidrógeno renovable, la elaboración del nuevo informe de la encuesta sociolaboral, la colaboración con las administraciones en el desarrollo de planes urbanísticos e infraestructuras, la revisión de los sistemas de calificación de empresas de servicios, o la promoción del transporte intermodal, entre muchos otros proyectos.

También se recoge la intensa labor de diálogo y transparencia con la sociedad que, a raíz del accidente del mes de enero, se puso en marcha desde la asociación con el fin de escuchar al territorio y conocer sus inquietudes, expectativas, sugerencias… Finalmente, el Informe recuerda que, además, durante el 2020, la AEQT también fue capaz de conducir el proceso de elaboración de un nuevo Plan Estratégico, que se presentaría y entraría en vigor en el año 2021. Además, y como es habitual, se incluye también una memoria con un repaso a la actividad institucional de la asociación durante el ejercicio, y dedica un apartado específico a los convenios y business partners de la asociación.

Rubén Folgado: “En un ejercicio complicado, seguimos adelante”

Para el presidente de la AEQT, Rubén Folgado, el Informe Público es el reflejo de que “la industria petroquímica siguió siendo un gran motor económico para el territorio y aportó solidez a la economía en unos momentos de grave crisis”. Al mismo tiempo, destaca que, “en un ejercicio tan complicado, desde el sector químico y desde la AEQT se continuó adelante”.

“Nuestra asociación siguió trabajando en todo momento en los muchos e importantísimos proyectos que estaban en marcha, y también fue capaz de poner en marcha un intenso proceso de diálogo y transparencia con el entorno”, recuerda. Y añade: “Como sector, gracias al esfuerzo solidario de los miles de personas que trabajan en él, también continuamos adelante en todo momento, para garantizarle a la sociedad lo que más necesitaba en unos momentos tan delicados, sin olvidar las diferentes donaciones que realizaron tanto las empresas como la propia AEQT “.

Folgado termina su mensaje de presentación del Informe hablando del nuevo Plan Estratégico 2021-2023 y de los muchos retos que el sector tiene por delante, como la transición energética. “El futuro es incierto y presenta retos exigentes. Para la industria y para el territorio. Pero estamos convencidos de que, si continuamos yendo de la mano, y dándonos apoyo mutuo, a buen seguro saldremos adelante “, asegura Folgado.