Dow Ibérica mejora resultados y acelera en su ruta para lograr la neutralidad de carbono

B.Q.
8/6/2022

La compañía cierra un buen 2021 en cifras y proyectos. En la foto, Ignasi Cañagueral y Jon Bilbao.

Bajo el tema corporativo del 125 aniversario de Dow, ‘Imagine Better’, Dow Chemical Ibérica ha dado a conocer hoy a la prensa su Informe Público referente al año 2021, en el que recoge sus principales hitos y resultados en España.

Las cifras económicas que marcaron el pasado ejercicio de la compañía fueron la inversión en España de más de 50 millones de euros en 2021, superando en un 36% las inversiones del año 2020. Asimismo, 2021 supuso también un año clave en resultados financieros para Dow a nivel mundial, con récord de ventas; y uno de los mejores ejercicios para la multinacional en España, alcanzando una cifra de negocio de 1.366 millones de euros, un 43,7% más que el período anterior, y una exportación más elevada de lo habitual, que ha llegado hasta el 70%.

Es importante tener en cuenta que durante 2021 se ha llevado a cabo una parada programada en la Unidad de Hidrocarburos de Dow, que comprende las instalaciones del Cracker y Octeno, con el objetivo, entre otros, de impulsar nuestra estrategia de descarbonización y economía circular», destaca Ignasi Cañagueral, director del Complejo Industrial de Dow Tarragona y del Hub de Operaciones del Sur de Europa. La parada, que ha tenido una duración de 88 días y ha involucrado a más de 3.400 personas, permitirá a Dow reducir sus emisiones de CO2 en un 8% gracias a la renovación de todas las instalaciones eléctricas y a una nueva turbina, entre otras mejoras tecnológicas. Durante los 1,8 millones de horas que se trabajaron durante la parada, solo se produjo un accidente sin baja. Se llevaron a cabo también paradas programadas en la unidad de producción de polietileno de baja densidad y en la planta de poliglicoles. El coste de la inversión en esta parada superó los 100 millones de euros, según señaló Cañagueral.

Enfoque hacia la sostenibilidad

Según informo la compañía durante el encuentro con los medios de comunicación, durante este año, Dow Chemical Ibérica ha focalizado sus esfuerzos en la innovación, la digitalización y la sostenibilidad, alineados con sus Objetivos de Sostenibilidad para 2025 y con sus nuevos y ambiciosos compromisos para hacer frente a los retos derivados del cambio climático: para 2030, recoger, reutilizar o reciclar un millón de toneladas métricas de plástico; para 2035, el 100% de los productos de Dow destinados a aplicaciones de envase y embalaje serán reutilizables o reciclables, y para 2050, ser una empresa neutra en emisiones de CO2.

De esta forma, Dow está desarrollando una hoja de ruta que explica cómo piensa lograr esa neutralidad de carbono. La primera fase, antes de 2025, consiste en hacer todo lo posible desde el punto de vista de la eficiencia energética, para alcanzar la máxima reducción de emisiones de CO2 a través de proyectos que incluyen el uso de energía renovable para alimentar las unidades de producción, la electrificación de las turbinas por motores, así como aumentar la flexibilidad de la materia prima usada en los crackers. Para la segunda fase, entre 2025 y 2030, es clave repensar la forma de alimentar los hornos de gas natural del cracker a través del uso del hidrógeno circular a partir del metano residual del mismo proceso y de la captura y almacenamiento de CO2. Durante la tercera fase, más allá de 2030, el énfasis estará en la implantación de tecnologías que actualmente están en desarrollo y que le permita a la Compañía ser neutro en cuanto a emisiones de carbono.

Sin embargo, en su camino hacia la neutralidad del carbono, la industria, y no únicamente la química, ha pedido que la legislación catalana y estatal contemple el hidrógeno circular como una tecnología válida para avanzar hacia la neutralidad de carbono. Catalunyaa se encamina a tener que importar el 50% de su electricidad en este terreno porque no se están desarrollando energías renovables por la oposición a construir parques eólicos y parques fotovoltaicos.

El director del complejo industrial de DOW Tarragona, Ignasi Cañagueral, ha apuntado que actualmente en el Estado tan solo se prevén proyectos y ayudas para el hidrógeno verde y ha defendido que hay otras tecnologías «puente» que también son válidas para reducir las emisiones de CO₂ y que ya se están implementando a otros lugares de Europa. Cañagueral ha indicado que la compañía puede aplicarlas a Tarragona en el  2030. La empresa reducirá un 8% sus emisiones de CO₂ gracias a la renovación de todas las instalaciones eléctricas y a una nueva turbina instalada durante el 2021.

Cañagueral ha indicado que en el norte de Europa hay «una serie de tecnologías que no se están considerando al horizonte español y catalán», como por ejemplo el hidrógeno circular, que se consigue reformando el metano que la misma DOW genera con el funcionamiento de su ‘cracker’ (antorcha). «El proceso genera CO₂ que tienes que capturar», ha detallado. En cambio, el hidrógeno verde se produce a partir de agua y energía renovable. «La legislación no contempla jefe otro hidrógeno que no sea el verde», ha lamentado. De hecho, la división holandesa de la empresa química pondrá en marcha un ‘cracker’ de estas características en los próximos años. Desde la química creen que, si los cambios legislativos llegan, el 2030 también lo podrían tener a punto a Tarragona. «Tenemos ocho años para hacer un gran cambio estructural. Tenemos tiempo pero no podemos perder», ha indicado.

«En Dow siempre nos preguntamos qué podemos hacer mejor y cómo podemos hacerlo. Gracias a la resiliencia, colaboración, creatividad e innovación aportadas por nuestros equipos, hemos salido fortalecidos en un contexto de incertidumbre y bajo la presión del COVID-19. Nuestras unidades de producción han operado de forma fiable y se han adaptado a las variaciones de la demanda de nuestros productos en el mercado», destaca Jon Bilbao, director general de Dow para España y Portugal. «Dow seguirá apostando por España y Tarragona y por el sector industrial de una manera sólida, como hasta ahora. Nuestros valores – integridad, respeto por las personas y protección del planeta – son la brújula que guía nuestras actuaciones», añade Jon Bilbao.