Covestro expone su apuesta por la plena circularidad mediante el uso de materias primas renovables

B.Q.
02/07/2020

El plan incluye también el uso de energías renovables.

Covestro ha protagonizado hoy el webinar “La circularidad completa en la industria química”, un evento organizado por Expoquimia y celebrado en el marco de los encuentros online UNPRECEDENTED Industrial Dialogues de Fira de Barcelona, en el que ha explicado y abordado una de las cuatro líneas estratégicas de la compañía para lograr la plena circularidad del negocio: el uso de materias primas alternativas al petróleo en los procesos de producción, como la biomasa o el CO2, nuevas opciones renovables que proporcionan igualmente carbono, sin ser este emitido como gas de desecho a la atmósfera.

De la mano de Maria Almató, CAS Iberia Country Representative, la compañía ha explicado cómo está incorporando progresivamente estas materias primas en su producción, logrando ahorrar una quinta parte del petróleo crudo, el material convencional en la industria química.

En esta línea, Covestro ya está ofreciendo productos innovadores, como por ejemplo componentes con hasta un 70% de base biológica para pinturas de automóviles y muebles, o polioles hechos con CO2, que actualmente ya se utilizan en colchones, pavimentos deportivos e incluso fibras textiles para uso médico. Esto da lugar a  productos más sostenibles y eficientes, alargando así el final de su vida útil y reduciendo considerablemente la huella de carbono.

Este compromiso con la descarbonización del sector es solo una de las cuatro líneas estratégicas del plan de la compañía a largo plazo para lograr la plena circularidad y que plantea la progresiva transformación de sus instalaciones de todo el mundo para que sean capaces de funcionar en un ciclo totalmente sostenible.

Teniendo en cuenta que una verdadera economía circular exige un enfoque integral de la eficiencia de los recursos, el plan incluye también el uso de energías renovables, es decir, fuentes alternativas de electricidad; nuevas tecnologías de reciclaje que aseguran un mayor y más efectivo reaprovechamiento de materiales y residuos al final de su vida útil; y, finalmente, alianzas estratégicas para avanzar conjuntamente en la economía circular mediante la cooperación intersectorial.

Nos enfrentamos como sociedad a retos globales. El cambio climático, la pérdida de biodiversidad o la escasez de recursos son algunos ejemplos que evidencian la necesidad de repensar el enfoque actual. Es por ello que estamos convencidos de la necesidad de aplicar el concepto de economía circular como principio estratégico para cambiar la forma en la que producimos, consumimos y creamos valor. En este sentido, nos emplazamos a abandonar el concepto de producción y consumo lineal de un único uso y dejar de tirar, quemar y perder carbono sin recuperarlo. Tenemos que salir del modelo lineal para centrarnos en ciclos de creación de valor que perduren en el tiempo”, ha explicado Almató.